El gobierno de Estados Unidos acordó con México, Guatemala y Honduras un “incremento” de tropas en las fronteras de estos países, en un intento por contener a los migrantes que buscan llegar a suelo estadounidense.

«Hemos asegurado acuerdos para que pongan más tropas en su propia frontera. México, Honduras y Guatemala han acordado hacer esto. Eso no sólo evitará que los traficantes, los contrabandistas y los cárteles se aprovechen de niños, sino que también los protegerá» declaró la asesora especial del presidente sobre inmigración para el Consejo de Política Nacional, Tyler Moran.

El objetivo de este incremento es contener a los migrantes, además de sumar voluntades en el combate al tráfico de personas y protección de los derechos humanos de los migrantes, sobre todo en el caso de menores.