Armando Durán, de aproximadamente 66 años, tuvo que esperar 30 años para hacer la denuncia de su secuestro ocurrido en 1986, durante la Guerra Civil por el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP); ahora, cuatro años más tarde, esperaba una condena para sus carceleros.

Durante el 2016, Durán acusó por su secuestro a la ex comandancia del FMLN y a una persona que era menor de edad. Los miembros denunciados son Schafik Hándal (ya fallecido), Joaquín Villalobos, Francisco Jovel, Eduardo Sancho y el expresidente de la República, Sánchez Cerén. Sin embargo, solo la persona que lideró el secuestro enfrentó el juicio, el cual tuvo reserva. El martes pasado inició la vista pública, esta fue la primera audiencia por un hecho considerado crimen de guerra.

El secuestro fue realizado el 7 de diciembre de 1986 cuando se dirigía para unas propiedades en Tierra Blanca en la bahía de Jiquilisco, Usulután, por integrantes del ERP quienes lo mantuvieron 37 días en cautiverio, y fue liberado luego de una negociación donde participó el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), quien le entregó una certificación que acredita el secuestro.

A pesar de esto, la Jueza de menores de Usulután, quien ventiló este proceso, descartó las pruebas presentadas por la Fiscalía General en este caso y absolvió al único imputado.