El Salvador está decidido a seguir adelante con la adopción del bitcoin como moneda de curso legal, un proceso que sólo tendrá pequeños riesgos pero supondrá un «salto adelante para la humanidad», dijo el presidente del país, Nayib Bukele, en una entrevista con un periodista especializado en criptomonedas.

El Salvador se convirtió este mes en el primer país en adoptar el bitcoin como moneda de curso legal, en una medida que entrará en vigor en septiembre.

En la entrevista publicada el miércoles, Bukele dijo que la medida impulsaría el empleo y el desarrollo económico del país centroamericano.

El mandatario dijo que confía en que el proyecto sería un éxito, a pesar de que el Banco Mundial (BM) se negara a ofrecer apoyo técnico y de las preocupaciones expresadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

«Parece a prueba de balas», dijo en una entrevista de una hora con el «podcaster» de bitcoin Peter McCormack. «Estoy bastante seguro de que esto va a funcionar, no sólo para nosotros sino para la humanidad, porque es un salto adelante para la humanidad», añadió.

Bukele dijo que la medida reduciría la dependencia de El Salvador del dólar estadounidense, la actual moneda de curso legal. «(Seremos) al menos un poco menos dependientes de la emisión de nuevos dólares y de la nueva inflación que viene con todos esos nuevos dólares», señaló.

No hay ningún plan para mantener el bitcoin en las reservas nacionales, aunque eso podría ocurrir «probablemente en el futuro», dijo.

El BM se negó a prestar asistencia a la implementación del bitcoin en El Salvador debido a inconvenientes medioambientales y de transparencia.

Contar con el Banco Mundial, con asesores o con apoyo técnico hubiera estado bien, pero realmente no lo necesitamos», dijo Bukele, añadiendo que el talento local era más que suficiente.

Sin embargo, reconoció que el proyecto podría tener algunos riesgos. «Pero realmente no los veo como un gran riesgo, sólo que probablemente algunos se enojen con nosotros; pero de todas formas no han sido muy amables con nosotros así que, ya sabes, ¿por qué no probar algo nuevo?», subrayó.

Analistas han expresado su preocupación de que el impulso al bitcoin pueda poner en peligro una solicitud de El Salvador para un programa de 1,000 millones de dólares con el FMI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *