Durante una entrevista matutina, el alcalde de Santa Tecla, Roberto d’Aubuisson, admitió que luego de su salida el próximo 30 de abril, la municipalidad quedará con una deuda que oscila entre los 25 y 30 millones de dólares para la nueva la administración que iniciará gestiones el 1 de mayo.

«Es difícil administrar una alcaldía y más una alcaldía como Santa Tecla. La alcaldía entre titularizaciones y créditos anda debiendo alrededor de 25 a 30 millones de dólares, tiene un patrimonio de 152 millones de dólares y un presupuesto anual de 30 millones de dólares» explicó.

Asimismo, expresó que la alcaldía queda con «números negros» y no rojos, asegurando que deja la alcaldía  con calificación B.