Las ciudades futuristas no podrían estar tan alejadas de la realidad; Toyota ha anunciado un prototipo urbanístico que fue llamado como el «laboratorio del futuro», el cual pretende experimentar con distintas innovaciones y ver sus sostenibilidad.

El principal objetivo de la Woven City es que funcione como una especie de «laboratorio vivo», donde sus residentes y desarrolladores puedan probar y crear tecnologías de máquinas autónomas, robótica, movilidad, smart homes e Inteligencia Artificial dentro de un ambiente real.

«Construir una ciudad completa desde cero, incluso a pequeña escala como esta, es una oportunidad única para desarrollar tecnologías futuras, incluido un sistema operativo digital para la infraestructura de la ciudad», dijo el CEO de Toyota, Akio Toyoda.